Coimas: detuvieron a Roberto Baratta, exnúmero dos de Julio De Vido

Coimas: detuvieron a Roberto Baratta, exnúmero dos de Julio De Vido

150
0
Compartir

La Nación.

Roberto Baratta, el exnúmero dos de Julio De Vido quedó detenido y volverá a prisión. Lo dispuso el juez federal Claudio Bonadio tras el arresto de su exchofer Oscar Centeno, acusado de conducir uno de los vehículos donde el exsubsecretario recaudaba supuestamente bolsos con dinero.

Puedo confirmar que a las 4.30 de la madrugada, por orden del juez Bonadio, en su casa del barrio de Belgrano, detuvieron a Roberto Baratta”, sostuvo el abogado Juan Pablo Alonso, a cargo de la defensa del exfuncionario. “Estaba con su familia, su mujer y sus dos niños pequeños”, agregó en diálogo con la señal TN.

“Hay una tanda de detenciones, que creo que llegan a ser once, que están todas vinculadas al mismo expediente, en el cual también está detenido el señor Centeno, que en su momento fue el chofer de Roberto Baratta”, sostuvo Alonso.

Centeno quedó a disposición de Bonadio después de un procedimiento en su casa de Olivos. Se lo acusa de haber sido el chofer de uno de los autos que recaudaban dinero de coimas.

El juez Bonadio también ordenó la detención de varios empresarios importantes ligados a los negocios de la obra pública y el sector energético.

Baratta, exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación , había recuperado la libertad el 8 de marzo pasado. El exfuncionario había sido detenido en octubre del año pasado por orden de Bonadio en el marco del expediente por la compra de gas licuado. Pero la Cámara Federal lo liberó y dictó su falta de mérito.

Su situación volvió a complicarse desde que la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un recurso presentado por la defensa del exfuncionario en la causa en la que se investigan irregularidades en Yacimiento Carboníferos Río Turbio (YCRT). De Vido está detenido por este caso.

Según la Cámara, YCRT se convirtió en la fuente de financiamiento de proyectos que nada tenían que ver con la actividad minera o energética de la empresa estatal localizada en Santa Cruz .

En abril pasado, los camaristas federales Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia ordenaron la prisión preventiva del exfuncionario kirchnerista, que era el número dos de Julio De Vido, pero pospusieron la detención hasta que quedara “firme” su fallo.

La Cámara confirmó los procesamientos dictados en este expediente y dispuso las prisiones preventivas de Martín Goicoechea, Hugo Sánchez y Atanasio Pérez Osuna, actual intendente de Río Turbio, preso por otra causa.

Perez Osuna (Foto OPI Santa Cruz)

La Sala II está formada por Irurzun y Farah. Como no estaban de acuerdo, debieron convocar como tercer juez a Bruglia, que, al igual que Irurzun, votó por la prisión preventiva de Baratta.

En su defensa, Baratta había dicho que él solo representó a De Vido en la firma del convenio marco, pero para los jueces está demostrado que tuvo “un rol trascendental” en todo lo vinculado con el yacimiento.

En su voto en disidencia, Farah sostuvo que “sin soslayar el volumen de los fondos involucrados” ni “las dificultades” que tuvieron los investigadores, él creía que eran suficientes las restricciones y las cauciones que pesaban ya sobre Baratta, Goicoechea y Sánchez, y que no era necesario detenerlos.

Baratta está acusado de haber defraudado al Estado con los fondos destinados a la mina de carbón de Río Turbio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta